You are here: Home » abogados derecho bancario » Artículos que definen las CLÁUSULAS ABUSIVAS

Artículos que definen las CLÁUSULAS ABUSIVAS

Artículos que definen las cláusulas abusivas

Empezaremos con el concepto y los tipos El artículo 82 de la ley general para la defensa de los consumidores y usuarios recoge el concepto de las cláusulas abusivas. Se consideran cláusulas abusivas las estipulaciones no negociadas individualmente que en contra de la buena fe causen perjuicio de las partes contratantes un desequilibrio entre los derechos y las obligaciones de las partes que deriven del contrato. Estas cláusulas limitan los derechos del consumidor y usuario, es decir, se imponen al consumidor.

Situación para Las cláusulas abusivas

Nos ponemos en la situación de que una persona en este caso un consumidor, contrata bienes o servicios con una gran empresa se hace a través de un contrato de adhesión que requiere la firma de aceptación del consumidor. En dicho contrato nos podemos encontrar con unas cláusulas redactadas por la voluntad de una de las partes. Empresa que presta el bien o servicio, mientras que la otra el consumidor. Se limita a aceptar o rechazar dicho contrato de lo que estamos hablando, por ejemplo:

  • Contratos bancarios hipotecarios
  • Contratos de seguros
  • Contratos con suministros

Definición en Artículos de las cláusulas abusivas

Podemos encontrar la definición de cláusulas abusivas como concepto, en el decreto legislativo 1/2007 por el que se aprueba el texto refundido de la ley general para la defensa de los consumidores y usuarios . En otras leyes complementarias, en el artículo 80 se establecen los requisitos de las cláusulas no negociadas individualmente estos son concreción claridad y sencillez de la redacción además de una comprensión accesibilidad y legibilidad de forma que permite al consumidor y usuario el conocimiento previo la celebración del contrato sobre su existencia y contenido y la buena fe y el justo equilibrio entre los derechos y obligaciones de las partes.

En la ley 7/1996 generales de la contratación para que se apliquen las condiciones generales, tienen que ser predispuesta. Son condiciones generales de la contratación las cláusulas predispuestas cuya incorporación al contrato sea impuesta por una de las partes con independencia de la autoría material de las mismas de su apariencia externa de su extensión y de cualesquiera otras circunstancias habiendo sido redactadas con la finalidad de ser incorporadas a una pluralidad de contratos. Son cláusulas abusivas, según los artículos 80 y 2.4 del decreto legislativo 1/2007 por el que se aprueba el texto refundido de la ley general para la defensa de consumidores y usuarios conforme a lo dispuesto en los artículos 85 y 90 el artículo 85. Se consideran abusivas, las que vinculen el contrato a la voluntad del empresario.

Artículo 86

Las que limiten los derechos del consumidor y usuario el artículo 87 las que determinen la falta de reciprocidad en el contrato

Artículo 88

Impongan el consumidor y usuario garantías desproporcionadas o le impongan indebidamente la carga de la prueba

Artículo 89

Resulten desproporcionadas en relación con el perfeccionamiento y ejecución del contrato o el artículo 90 las que contravengan las reglas sobre competencia y derecho aplicable.

Artículo 85, punto 1

Las cláusulas que reserven al empresario que contrata con el consumidor un plazo excesivamente largo o insuficiente determinado para aceptar o rechazar una oferta contractual o satisfacer la prestación de vida, por ejemplo, cuando en un contrato de compraventa de viviendas en construcción no se establece un plazo determinado o determinables de entrega de la vivienda.

Artículo 85, punto 2

Las cláusulas que prevean una prórroga de un contrato de duración determinada si el consumidor no está en contra fijando una fecha para que no se le permita el consumidor o usuario no prorrogarlo, por ejemplo, estaríamos hablando de las cláusulas de renovación tácita. En contratos de:

  • Asistencia o mantenimiento de calderas
  • Seguros o contratos asociados a nuestro hogar

Donde se establece que si ninguna de las partes comunica a la otra con anterioridad su deseo de cancelarlo o renegociarlo, el contrato se entenderá renovado durante un periodo de tiempo. Esto puede ser considerado abusivo.

Artículo 85, punto 3

Las cláusulas que reserven a favor del empresario facultades de interpretación o modificación unilateral del contrato salvo motivos especificados en el por ejemplo. Cuando el empresario del contrato modifica una cláusula de dicho contrato individualmente sin él con sin saber si el consumidor está de acuerdo o no. También se podrá modificar unilateralmente en las condiciones de un contrato de servicios financieros de duración indeterminada por motivos expresados en él, siempre que el empresario informe al consumidor con antelación y éste pueda resolver el contrato o rescindir voluntariamente, lo contratario podría considerarse también abusivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *